Así es el entramado societario de Amazon en España

Las sociedades que registran sus cuentas ingresan 59 millones y pagan 2,9 millones en impuestos en 2015. El grueso del negocio se factura mediante una sucursal de la matriz europea.


Amazon opera en España con una compleja estructura societaria que no permite desentrañar qué volumen de negocio mueve la compañía en el mercado nacional.

Las sociedades con las que opera -cuyos datos acaba de presentar en el Registro Mercantil- sumaron en 2015 una facturación de tan sólo 59 millones de euros, una cifra que no refleja la verdadera actividad de la cibertienda, y declararon un impuesto sobre beneficios agregado de 2,9 millones de euros.

Hasta mayo de 2015, Amazon facturaba sus ventas minoristas en España desde Amazon EU, con sede en Luxemburgo, para reducir al mínimo su factura fiscal debido a las mejores condiciones impositivas de aquel país.

Sin embargo, estableció en mayo sucursales en España, Alemania, Italia, Reino Unido y Francia, con lo que, desde entonces, tributa en cada país el Impuesto de Sociedades por las ventas minoristas. Sin embargo, Amazon EU no desglosa, en las cuentas que deposita en Luxemburgo, los ingresos de estas sucursales, que además no tienen obligación de presentar localmente sus cifras. Por ello, la facturación de Amazon.es sigue siendo una incógnita, salvo para la Agencia Tributaria.

Facturación en Europa

Según los datos depositados en el Registro Mercantil de Luxemburgo a los que ha tenido acceso EXPANSIÓN, Amazon Europa obtuvo en 2015 unos ingresos de 19.907 millones de euros, frente a los 16.865 millones de 2014.

En Europa

La UE investiga los acuerdos fiscales de Amazon con Luxemburgo. Además, la Agencia Tributaria francesa reclama a la compañía pagos de impuestos atrasados que ascienden a 196 millones de euros.

Amazon EU declaró unas ganancias en 2015 de 481,7 millones de euros, frente a los 45,3 millones de pérdidas del año previo debido a extraordinarios, al recibir en 2015 dividendos de algunas de las compañías del hólding. La factura impositiva ascendió a 47,7 millones de euros, frente a los 7,5 millones de 2014.

A pesar de la nueva sucursal en España, Amazon sigue manteniendo las compañías con las que operaba hasta la fecha. Por un lado, Amazon Spain Fulfillment, encargada de la logística, ha registrado ingresos de 37,7 millones de euros, frente a los 22,8 millones del año previo. El beneficio neto casi se ha duplicado, hasta los 400.632 euros, mientras que el impuesto sobre beneficios se ha situado en 467.454 euros.

La sociedad recibió el año pasado una aportación de 12 millones de euros de la matriz para las obras de ampliación del almacén de San Fernando de Henares (Madrid).

Por otra parte, Amazon ha reducido la actividad de Amazon Spain Services, que opera como prestadora de servicios para la matriz europea, puesto que en mayo transfirió el grueso de los activos a la nueva sucursal española, en una operación valorada en 7,8 millones de euros.

Esta operación ha permitido elevar el beneficio de Amazon Spain Services hasta los cuatro millones, frente las pérdidas de dos millones del año previo. De ahí que el Impuesto de Sociedades del último ejercicio se haya elevado hasta los 2,39 millones de euros, frente a los 289.776 euros de 2014. Esta sociedad registró el año pasado ventas de 17,9 millones de euros, de los que 13,2 millones, un 6% más, corresponden a operaciones continuadas.

Ambas sociedades tienen abiertas inspecciones fiscales correspondientes a los cuatro últimos ejercicios lo que, en el caso de la sociedad logística, ha generado una salvedad del auditor.

La sociedad de cloud computing, Amazon Web Services, ingresó 3,6 millones de euros y perdió 135.972 euros.

«Nuestros beneficios se mantienen bajos porque estamos en una fase de gran inversión y por la naturaleza del negocio de la distribución, donde los márgenes son muy ajustados. En cuatro años hemos invertido cientos de millones de euros en España y creado más de 1.000 puestos fijos, y prevemos crear cientos más este 2016», aseguran en la compañía.

tags: plataforma de fulfillmentecommerce fulfillment