Las novias… de los Globo de Oro

Desde hace años la red carpet nos ha servido para encontrar inspiración, marcando las tendencias de novia de la temporada: gracias a ella descubrimos los cuellos-joya, el cutch de novia, el vestido sirena, el glam Hollywood de los 50 o el encaje blanco sobre blanco. Los Globo de Oro no iban a ser menos, y han llegado cargados de bridal trends que podemos seguir al pie de la letra si nos casamos en los próximos doce meses.

Analizamos al detalle la inspiración nupcial que nos ha dejado la primera gran ceremonia de premios de 2017

El escote en pico

Fue una de las tendencias que avanzamos para las novias de 2017 y Emma Stone lo confirma en la alfombra roja de los Globo de Oro: junto al escote de hombros caídos, el escote en pico o en ‘V’ es el gran triunfador (como la actriz, que se llevó la estatuilla a la mejor interpretación femenina) de la temporada, especialmente en los vestidos de fiesta largos y vaporosos, los que incorporan detalles de pedrería, los de falda campana o en ‘A’ o los plisados, como este con estrellas plateadas de Valentino Haute Couture. Las estrellas también fueron tendencia en estos vestidos cortos de novia de E.J. Howell.novias-globo-09a

La novia Coachella

Drew Barrymore es la tendencia de la novia Coachella personificada: la actriz eligió vestidos blancos de Monique Lhuillier (una firma de novia bestseller en la New York Bridal Week) en off white, con mangas al codo de estilo capa, con los hombros cold shouldes y bordados de lentejuelas plateadas. Lo mejor: la melena suelta sobre los hombros, ligeramente despeinada, perfecta para las novias on-the-go.

Los anillos 2×1

En 2017 los anillos no se llevan de uno en uno, sino de dos en dos o a veces de tres en tres. Esto incluye a los anillos de compromiso, que pueden combinarse con otras piezas de joyería, entrecruzados, combinados con distintos metales o con diamantes de color blanco alternados con diamantes negros. La actriz Gwendoline Christie, con un anillo-banda que abarca dos dedos distintos.

Y Louise Roe, con anillos combinados, uno tipo banda y otro abierto por delante.

El cuello joya

El cuello joya lleva varias temporadas pisando fuerte entre las tendencias nupciales: ilumina el rostro potenciando los rasgos, funciona como un complemento de quita y pon e incorpora de manera natural las joyas al traje de novia. Gillian Anderson se apunta a esta tendencia, que llega a las novias directamente desde la red carpet, con un Jenny Packham blanco de tul con falda de línea ‘A’ que le sienta de maravilla.